Estirar la espalda, por qué empujar en lugar de tirar

Imagen relacionada
Estirar la espalda para un movimiento libre de riesgos

Cualquier movimiento requiere que haya un buen espacio intervertebral para evitar que se produzcan daños en la columna. Por ello, tus profesores de yoga te sugerirán estirar la espalda antes de realizar cualquier asana.

Pero ¿estoy seguro de que el gesto que hago para realizar este estiramiento genera espacio entre mis vértebras?

Pensemos en la creación de espacio intervertebral a partir de la postura de pie.

¿Qué sucede en mi espalda si empujo con mis pies hacia el suelo?

Si empujo con los pies al suelo mi acción es muy definida y concreta: tengo un punto tangible de referencia sobre el que empujar. El tejido más activo es el de los pies y piernas. Pelvis y tronco mantienen mayor suavidad. Así, la fuerza ascendente, de respuesta al empuje, puede organizar pelvis y parte alta del cuerpo con facilidad. Y es una organización que no es pensada, surge como efecto de la potencia y la dirección del empuje al suelo. Hay un único vector que recorre el cuerpo, de pies a cabeza. Las vertebras, libres de un exceso de tensión muscular, podrán tomar el espacio y posición que necesiten. No el espacio y posición que creemos que necesitan.

¿Qué sucede si tiro del tronco hacia arriba?

Tirar sería empujar hacia una dirección distinta del suelo, donde me agarro. Si empujo hacia arriba desde un punto medio (sacro, lumbar, dorsal…) ¿hacia qué empujo? No tengo una referencia clara y física como el suelo. La dirección y la fuerza del empuje solo puede ser pensada. Se trata de un movimiento de proyección, que parte de una decisión previa sobre cuánto y cómo tengo que estirarme. Y, naturalmente, puedo estar acertada, o no.

Por otro lado, en este caso, la capacidad de reorganización de la columna es menor. La zona desde la que hago nacer la fuerza estará más activa e inmóvil y toda la parte que esté debajo, para asegurar el contacto con el suelo, también. En cuanto a la autoimagen que surge de este movimiento, está más cerca de un cuerpo segmentado que de que una unidad. Estoy dibujando y sintiendo dos vectores que recorren el cuerpo, desde el punto de fuerza hacia abajo y del punto de fuerza hacia arriba.

¿Y si tiro de la cabeza hacia arriba?

En este caso sentiremos mayor unidad corporal que si tiramos desde pelvis hacia arriba, por ejemplo,  pero la capacidad de reorganización del cuerpo será mínima. Basta probarlo para sentir como todo el cuerpo se activa y se mueve en la dirección que marcamos con la cabeza. Que no es nocivo, pero su resultado no es necesariamente la creación de espacio entre vértebras. La propia fuerza para conseguirlo limita su consecución.

De modo que, como alumnos, cuando escuchamos la palabra estirar la espalda con el objetivo de crear espacio entre vértebras, sería necesario traducirla por empujar. Y como enseñantes, sería interesante que empecemos a usar la palabra empuje en este contexto, si lo que buscamos es una elongación de la columna.

Para verificar esta información o descartarla lo mejor es experimentar cada tipo de empuje o proyección durante un periodo suficiente. Tomando notas si es necesario, repitiendo la experimentación hasta que sintamos que hemos recogido la información necesaria sobre cada una de las experiencias.

Gracias por dejar tus comentarios si tienes experiencias sobre el tema.

Tere Puig

En breve publicaremos las fechas de la próxima convocatoria de los Seminarios

Anatomía Experiencial aplicada al Yoga

2 Comentarios

  1. Dra. Legorburu- acupuntura

    Pues me acabas de empujar a pensarlo…

    Responder
    1. nacercrecer (Publicaciones Autor)

      Ya nos contarás… 😉

      Responder

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.