info@nacercrecer.com +34 640 519 867

Por qué no debería cansarnos que los bebés dejen caer los objetos al suelo

¿Qué tiene que ver el disfrute con el que el bebé deja caer los objetos al suelo con el desarrollo del habla?

Aprender a observar el desarrollo del bebé y recordar que cada acción está basada en un criterio inteligente; son cosas que cambian nuestra experiencia como padres

Normalmente todos los padres están muy familiarizados con la etapa en la que el bebé, satisfecho, “deja caer’ su juguete favorito. A continuación el bebé protesta hasta que el padre le devuelve el objeto y se verá recompensado con unas cuantas sonrisas. En cuanto el padre se da la vuelta, el bebé vuelve a dejar caer el juguete y el periodo de satisfacción vuelve a ser cruelmente corto.

 

El bebé está aprendiendo, en realidad, algo de trascendental importancia; está aprendiendo a soltar voluntariamente. Si no adquiere esta habilidad, nuca podrá desarrollar una correcta destreza manual. Porque el reflejo palmar exige que el pulgar y los otros cuatro dedos funcionen juntos, lo que interferirá en la motricidad fina, que requiere que cada dedo se mueva con independencia.

El poder soltar a voluntad es la primera etapa en el desarrollo del agarre “en pinza” que tendrá lugar unas semanas después.

 

La habilidad para coger un objeto utilizando el pulgar y el índice es una de las características más distintivas de la humanidad. No solo permite la manipulación de objetos, sino que también representa el logro de una gran etapa de mielinización del tracto corticoespinal (la conxión motora que va desde la corteza  motora hasta el cuerpo) y una parte del cerebelo, a veces llamado pequeño cerebro, que está implicado en la articulación de las manos y la boca, esencial para el desarrollo del habla.

 

Sally Goddard Blythe del libro El niño bien equilibrado

 

  • La foto se ha tomado de www.cosasdebebes.com

 

 

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *