info@nacercrecer.com +34 640 519 867

4 claves para enseñar yoga en familia: sé tú mismo

Hemos hablado en artículos anteriores de las tres primeras claves para enseñar yoga en familia y que están relacionadas con el por qué y el para qué, el cuánto y el qué enseñar. La cuarta clave gira alrededor del cómo. ¿Cómo enseñar para que estas técnicas, que conocemos a fondo, aplicadas en su justa medida y momento, apoyen nuestro propósito? ¿Cómo enseñar para hacer del yoga en familia una vía de desarrollo para el niño y la familia?

Esta frase no tiene nada que ver con ser solamente espontáneo y natural. Tiene que ver con la conexión con las propias y auténticas necesidades; con saber dónde estas, qué necesitas y qué puedes ofrecer; con no querer ofrecer algo que no puedes y con no dejar de ofrecer lo que es para ti naturalmente sencillo. En definitiva, esta frase podría también expresarse con un no seas otro, no juegues un rol.
Si haces lo que es natural que haga otro, hay un trabajo que está quedando pendiente: el tuyo. Toda intención, toda técnica, toda metodología tomará un matiz concreto al pasar a través de ti, y distinto del que tomará al pasar a través de mi. Esa diferencia es esencial para que cada uno exprese y transmita eso que nadie más puede expresar y transmitir. Y esa autenticidad es lo que hace que se establezcan relaciones transformadoras entre las personas. Esto último es exactamente lo que busca el yoga en familia tal como yo lo entiendo.
se-tu-mismo
¿Y cómo podemos estar seguros de que estamos siendo nosotros mismos?

Hay algo que para mi es de verdad certero para detectar si uno está siendo auténtico o no, el cansancio y la vitalidad. Jugar un rol agota, ser uno mismo revitaliza. Cuando llegue el agotamiento o la frustración en las actividades con los niños y familias, preguntémonos qué estamos haciendo que no encaja profundamente con nosotros, con nuestro propósito, con nuestro anhelo más hondo. Es habitual que en el momento en que dejamos de hacer lo que no somos, empieza a suceder lo real. Entonces, paradójicamente, creemos que la fluidez y naturalidad con la que todo empieza a pasar y a encajar es algo mágico. Pero, en el fondo, sabemos que no hay nada tan tremendamente real como esta natural fluidez en los acontecimientos y relaciones.

Por cierto, esta Contra de La Vanguardia nos va como anillo al dedo para ilustrar lo que comentamos. Cantando soy yo, dice Silvia Pérez Cruz. Si enseñando yoga en familia eres tú, por favor enseña, que ninguna labor quede por hacer.

 

Tere Puig

 

 

Las 4 claves para enseñar yoga en familia

Ten clara tú intención
Menos es más
Conoce a fondo las técnicas que utilizas
Sé tú mismo
El próximo 8 de octubre del 2017 iniciamos el Ciclo de Seminarios de Profundización en Yoga para la Familia, escríbenos si estás interesado info@nacercrecer.com

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *