info@nacercrecer.com +34 640 519 867

Encarnar el placer del proceso

 

Elvira asistió a un curso que impartía un diseñador de moda japonés. Se trataba de una técnica bastante sofisticada con resultados realmente sorprendentes, ya sabemos que en el mundo de la moda lo suyo es impactar. Sin embargo, cuando Elvira fue a mostrar su trabajo al profesor, el le dijo “no, así no es” y sin ninguna prisa descosió para ella, con la misma atención con la que cualquiera cosería, la costura que había hecho. Se la entrego, mirándola con amabilidad, y le dijo: “Vuelve a hacerlo”.

 

 

aprender

 

 

Nadie habló de procesos ni de objetivos, pero Elvira comprendió que lo importante no era la pieza que estaba componiendo, ni siquiera terminar el trabajo, lo importante era aprender la técnica y desarrollar la paciencia y precisión que requería. Y algo más importante, sintió que el maestro creía que ella era capaz de hacerlo.

Este hombre encarnaba el placer del proceso, probablemente era por ello que sin importar en que momento de la creación en que se encontraban sus piezas, eran siempre tremendamente bellas.

Tere Puig

2 Comentarios

  1. margaritalegorburu

    Mucho por aprender, Tere…Bona setmana.

    Responder
    1. nacercrecer.com

      Mucho… Y a seguir 😉 Bona setmana, Marga!

      Responder

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *